domingo, 30 de marzo de 2008

VII. ¿A qué otros "impostores" se refiere Franklin en su carta?

En la primera carta que Franklin envía a Cradock Taylor, le habla de otros marineros ingleses que decían ser americanos ¿Es cierto que antes de Cradock Taylor hubo otros "prisioneros ingleses" que intentaron pasar por americanos, o que intentaron probar esta identidad, ser liberados, y volver a casa?
Franklin decía en su carta:
"No me habéis enviado ninguna de las pruebas que decís podéis producir a vuestro favor, y como ya hemos sido engañados por algunos hombres ingleses que fingían ser americanos, y podríamos serlo más si tomáramos como cierta la palabra de cualquier hombre al que le plazca decir que ha nacido allí, no podeís disfrutar de mi defensa".

En efecto, en la correspondencia de Franklin podemos encontrar algunos datos sobre la identidad de estos otros "norteamericanos extraviados entre los ingleses". La mayor parte de estas noticias proceden de sus cartas con Sartine, el Ministro de Marina francés. En realidad, este asunto de los prisioneros americanos en Francia fue un asunto diplomático de cierta relevancia en la época, y también hay algunos estudios sobre él que podré desgranar mañana, ya con conexión a JSTOR.

Antoine de Sartine (1729-1801) fue ministro de Marina de Francia desde 1774 a 1780; había nacido en Barcelona, y recibió el título de Conde de Alby de su madre, Catherine Wilts. Necker le acusó de haber gastado demasiado en la expansión de la marina francesa y finalmente Luis XVI lo sustituyó por el marqués de Castries en 1780. Se dice que Sartine escribió entonces un panfleto contra Necker en el que decía:

I swept Paris with extreme care,
And, wishing to sweep the English from the seas,
I sold my broom so dearly
That I was swept away myself.

Barrí París con extremo cuidado,
y, queriendo barrer a los ingleses de los mares,
vendí mi escoba de forma tan generosa,
que acabé barriéndome a mí mismo.




Sartine escribe a Franklin el 15 de julio de 1778, y le dice que entre los prisioneros ingleses de Belle Isle, capturados en barcos en los puertos franceses, hay dos que dicen ser americanos, James Niggins de Charleston y John Selby de Baltimore. Los dos quieren ser liberados y enviados a casa. Iban a bordo del Hancock, dicen, en ruta hacia Charleston desde Nantes cuando un privateer inglés los capturó y los llevó a Falmouth; allí, accedieron a permanecer a bordo. Sartine le pide por favor que le diga si los conoce, si se han puesto en contacto con él, y si cree que hay razones para creerles y concederles lo que piden.

John Atwood, Jacob Vere y Nathan Chadwick le escriben el 7 de agosto de ese mismo año de 1778. Le dicen que son americanos hechos prisioneros por los ingleses y llevados a Francia con riesgo de sus vidas, y esperan que les ayude.
Cradock Taylor también escribe a Franklin en agosto, y lo hace dos veces.

Franklin escribe a Sartine el 28 de noviembre de 1779, un día después de que fueran liberados los ingleses del Zephyr de Tarascón. En esta carta le agradece que liberara al Capitán Stevenson y a otros séis norteamericanos que habían sido capturados en Cudant. Le habla entonces de un tal John Lock, y resume en algunas líneas su historia de amor con una mujer francesa durante el cautiverio. Si quieres saber más sobre los amores de John Lock, espera el próximo post.
Franklin habría de recibir más cartas de este tipo, como las que le envían Samuel Andrews y Alexander Shaw en abril de 1780.
Political History  Blogs - BlogCatalog Blog Directory